Conecta con nosotros

Food & Drink's

El vino pudo escapar de la crisis de consumo y fue la única bebida que aumentó su volumen de ventas en 2019

La botella gana terreno frente al tetrabrick. La presentación en lata es una de las grandes apuestas del sector en 2020 para impulsar la demanda masiva y competir con la cerveza

El bajo precio de la uva y el marketing adecuado hicieron la combinación perfecta para que la industria vitivinícola pudiera cerrar con resultados positivos un 2019 que fue malo en materia de consumo para el resto de las bebidas. La comercialización de vinos en todos sus envases alcanzó el año pasado a 8,8 millones de hectolitros y creció un 4,9% respecto de 2018, en contraste con las caídas que en ese lapso tuvieron cervezas, gaseosas y licores.

En el abanico de presentaciones, el vino en botella consolidó su liderazgo con el 56,4% del total y un aumento del 6,6% en relación con 2018. Aunque con un detalle que denota que el sector no quedó totalmente a salvo de la crisis: la venta en envases de hasta 750 centímetros cúbicos –la gama de finos y reserva- tuvo una baja interanual del 1,1%, más que compensada por la suba del 36,1% de los vinos de litro o litro y medio, con “una relación de precio más conveniente”, dijo a Infobae Carlos Fiochetta, gerente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar).

El último informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) mostró también dos fenómenos que podrían prenunciar un escenario novedoso para 2020. La venta de vino en tetrabrick perdió terreno, con una suba interanual menor a la de las botellas (3,4%), que redujo su participación al 39,9% del total, pero con una tendencia declinante hacia fin de año, al punto que en diciembre la baja en su comercialización fue del 13,1% respecto de doce meses atrás y su participación cayó al 37,2 por ciento.

La gran novedad de fines de 2019 fue la aparición del vino en lata, todavía “muy incipiente” para Fiochetta, pero que la industria vislumbra como “la última innovación para competir con la cerveza, uno de los productos que más impacto (negativo) nos causó en las últimas décadas”, apunta el presidente de la Cámara Vitivinícola de San Juan, Ángel Leotta.

La lata vino para quedarse

Desde el Observatorio Vitivinícola Argentino son más contundentes y aseguran que “el vino en lata vino para quedarse”.

“Tenemos cifradas esperanzas en que el vino en lata va a andar bien”, confió Leotta a Infobae, fundado en las cifras aportadas por el INV. Está claro que los 859 hectolitros comercializados en 2019 representan un volumen marginal, de menos del 0,01% del total, pero a diferencia del tetrabrick, la presencia de la lata va en crecimiento, al punto que sólo en diciembre se vendieron 538 hectolitros, el 62,6% de las ventas de todo el año, en lo que puede ser el anticipo de un 2020 con mayor presencia en el mercado.

Continuar leyendo
Haz click para comentar

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×