Conecta con nosotros

Economía

¿SALTA EN DEFAULT? Por la crisis económica, la provincia buscará reestructurar su deuda en dólares

El 7 de julio venció el plazo para que la Provincia abone el pago de un cupón por 16 millones de dólares. Solicitó un período de gracia de 30 días antes de entrar en default. Sería la primera vez que la Provincia incumple un compromiso de pago.

Publicado

el

La Provincia de Salta tiene emitida deuda en mercados internacionales en dólares mediante dos bonos, uno al 2022 con garantía hidrocarburífera, cuyo pago fue cumplido con los respectivos intereses en junio de este año.

Sin embargo, no ocurrió lo mismo con el cupón que venció el 7 de julio pasado y decidió no pagar, por lo que ahora, la provincia tiene 30 días para abonar la deuda o, caso contrario, entraría en default.

Ante este panorama, el Gobierno tiene pensado proponer una reestructuración de su deuda global, que incluye capital e intereses.

Según informó Profesional FM, el ministro de Economía de la Nación, Martín guzmán, mantuvo distintas conversaciones telefónicas con altos funcionarios de la provincia, se supo que el ministro Guzmán fue tajante al indicar que “acá nadie saca los pies del plato y presionamos todos juntos”, tal fue el caso Río Negro, por ejemplo, que tampoco pagó un cupón de intereses por 11 millones de dólares, ya que previamente la gobernadora habló con el presidente Fernández, luego de esta conversación ratificó esperar el acuerdo de Nación. “Tiene más capacidad de discusión” y “será beneficioso para los rionegrinos”, sostuvo.

En caso de que Salta no abone su deuda, será la primera vez que la Provincia incumple un compromiso de pago de este tipo, con bonos emitidos en dólares en el mercado internacional.

Recordemos que el origen de este bono 2024 por 300 millones de dólares a una tasa de 9,125% que el entonces jefe de gabinete Carlos Parodi, de la anterior gestión provincial, anunciaba con entusiasmo cuando otras provincias se endeudaban a una tasa mucho menor.

El objetivo de dicho empréstito estaba destinado a la ejecución del Plan Bicentenario, y además, según estaba previsto, dicho bono tenía una amortización de capital en los tres últimos años.

La situación, sin dudas, representa una pesada carga para la administración del actual gobernador Gustavo Sáenz, de muy difícil cumplimiento en las condiciones actuales.

Tal es la carga que, para el periodo 2020/21 se necesitarían 16.600 millones de pesos y para el periodo 2022/2023 ese monto ascendería a 25.960 millones de pesos.

En este marco, la deuda heredada de la gestión anterior necesita ser refinanciada, porque resulta imposible para la Provincia pagar en las condiciones actuales.

Lo último que se pudo conocer es que Salta acaba de solicitar un periodo de gracia de 30 días a fin de presentar una propuesta de reestructuración de la deuda. Cabe aclarar que en este tiempo, puede negociar y pagar como hizo La Rioja o bien entrar en default como hizo Buenos Aires, Mendoza y Rio Negro y seguir negociando con los tenedores de bonos.

Sin dudas se trata de un desafío para la actual gestión que debe conducir a toda una provincia con una deuda millonaria heredada, cuyo destino de fondos genera, al menos, serios interrogantes hasta ahora sin dilucidar.

Fuente: Profesional FM

×