Conecta con nosotros

El Derrape

Arqueólogos ABRIERON una cerámica que contenía una MALDICIÓN de 2000 años

Los arqueólogos descubrieron un frasco con huesos que habrían sido usados para maldecir a 55 personas.

Publicado

el

Un grupo de arqueólogos realizó un hallazgo el cual revela nueva evidencia sobre cómo la gente intentó usar la “magia” en la Antigua Atenas. Según explicaron, encontraron una jarra de cerámica de al menos 2.300 años llena con los huesos de un pollo desmembrado habría sido parte de una maldición para paralizar y matar a 55 personas.

Los arqueólogos descubrieron el frasco, excavado en 2006 y recientemente analizado y descifrado, junto con una moneda, debajo del piso del Edificio Comercial Clásico del Ágora, el cual fue utilizado por artesanos antiguos, según comentaron el artículo publicado en la revista Science Alert.

El jarrón estaba agujereado en su parte inferior por un clavo. (Foto: Agora Excavations)

“La olla contenía la cabeza desmembrada y las extremidades inferiores de un pollo joven”, expresó Jessica Lamont, profesora de clásicos de la Universidad de Yale, en un artículo escrito para la revista Hesperia.

Lamont comentó además que “todas las superficies exteriores del jarrón estaban originalmente cubiertas con texto; una vez tuvo más de 55 nombres inscritos, de los cuales decenas ahora sobreviven solo como letras dispersas, flotantes o trazos débiles de lápiz”. La profesora señaló que la escritura griega contiene palabras que podrían significar “nos unimos”.

Se estima también que alrededor del año 300 a. C., las personas que hicieron la maldición también introdujeron un gran clavo de hierro a través del recipiente.

Los clavos suelen encontrarse con maldiciones antiguas y según Lamont, “tenían una fuerza inhibidora e inmovilizaban o restringían simbólicamente las facultades de las víctimas de la maldición”.

El pollo, el cual se lo adjetivó como joven, no tenía más de 7 meses, por lo que, cuando fue sacrificado, las personas que crearon la maldición habrían querido transmitir “la impotencia y la incapacidad del pollito para protegerse” a las personas cuyos nombres están inscritos en el frasco.

La presencia de la cabeza y las patas inferiores del pollo en el frasco sugiere que “al girar y perforar la cabeza y las patas inferiores, los compositores de la maldición intentaron incapacitar el uso de esas mismas partes del cuerpo en sus víctimas”, escribió Lamont.

“La asamblea ritual pertenece al reino de las maldiciones vinculantes atenienses y tiene como objetivo unir o inhibir las facultades físicas y cognitivas de los individuos nombrados”, explicó Lamont. La profesora agregó que “el frasco se colocó cerca de varias piras quemadas que contenían restos de animales”, algo que puede haber aumentado el poder de la maldición.

“La gran cantidad de nombres hace que una demanda inminente sea el escenario más probable”, escribió Lamont, y señaló que “los compositores de maldiciones podrían citar a todos los oponentes imaginables en sus maldiciones, incluidos los testigos, las familias y los partidarios de la oposición”, dijo Science Alert.

Los juicios eran comunes en ese momento en Atenas y galvanizaron a una gran cantidad de público, según Lamont.

El pollo no tenía más de 7 meses, por lo que, cuando fue sacrificado, las personas que crearon la maldición habrían querido transmitir “la impotencia y la incapacidad del pollito para protegerse”. (Foto: Agora Excavations)

La ubicación del frasco, un edificio utilizado por artesanos, sugiere que la demanda puede haber involucrado una disputa en el lugar de trabajo.

Otra posibilidad es que la maldición esté relacionada con la contienda en Atenas hace unos 2.300 años.Después de la muerte de Alejandro el Grande en el 323 a. C., su imperio se derrumbó y sus generales y funcionarios lucharon por el poder, según Science Alert.

×

Powered by WhatsApp Chat

×