Conecta con nosotros

Medioambiente

¿Cómo y cuándo VER la LLUVIA de ESTRELLAS más BRILLANTES del AÑO?

También llamadas las lágrimas de San Lorenzo, durante el increíble fenómeno astronómico se pueden avistar hasta 100 meteoritos por hora.

Publicado

el

Con los meses de julio y agosto se acerca uno de los eventos astronómicos más llamativos del calendario: las Perseidas. La lluvia de estrellas es protagonizada por los fragmentos del cometa Swift-Tuttle, que aparecerán en el firmamento entre mañana 17 de julio y el 24 de agosto.

El show celestial sucede con increíble regularidad todos los años, cuando la Tierra atravieza en su órbita los escombros dejados por el antiguo cometa. El resultado es un increíble despliegue, en el que se pueden llegar a avistar hasta 100 meteoros por hora. El espectáculo es el favorito de muchos fotógrafos y entusiastas de las estrellas por su increíble belleza.

El espectáculo astronómico puede ser disfrutado en una noche despejada.

Las Perseidas se originan a partir de pedazos de roca y hielo muy pequeños, que son fragmentos que van dejando los cometas a medida que se acercan al interior del Sistema Solar. El comenta recibe cada vez más energía del Sol por lo que comienza a volatilizarse. De estado sólido mezcla de piedra y hielo pasa a gaseoso.

Cuando ese material que se desprendió del cuerpo celeste, queda en el Sistema Solar y forma nubes de partículas. Entonces, cuando la Tierra atraviesa esa nube de partículas que dejó el cometa, las mismas ingresan a la atmósfera a miles de kilómetros por hora y se incineran, resultando en el fenómeno que llamamos estrellas fugaces.

Aunque el período de presencia de la lluvia de estrellas es amplio, el fenómeno alcanza su punto de máxima actividad la noche del 12 al 13 de agosto. Si las nubes no obstruyen la vista al cielo, es recomendable instalare en un lugar de observación lejos de las luces brillantes de la ciudad.

Con recostarse boca arriba y mirar hacia el cielo será suficiente, la lluvia es tan amplia que no requiere enfocar la vista en un lugar en específico. A diferencia de los eclipses, ningún tipo de equipamiento es necesario para disfrutar del show, con los ojos bastará. Es más, expertos no recomiendan utilizar telescopios o binoculares a la hora de avistar las Persedias ya que reducen el campo de visión.

La intensidad de la famosa lluvia de estrellas se vuelve menor con cada año, y que los fragmentos que permanecen en la nube de partículas son cada vez menos. En los años en que el pico de las Perseidas coincidió con noches sin luna, se pueden llegar a observar hasta 150 o 200 meteoros por hora.

×

Powered by WhatsApp Chat

×