Conecta con nosotros

Política

CRISIS EDUCATIVA en SALTA: Las escuelas se caen a pedazos, hay más de 2500 cargos sin cubrir y una gran deserción de jóvenes

El Gobierno de la Provincia insiste en su relato que los trabajadores de la educación de Salta tienen uno (o el mejor) de los mejores acuerdos paritarios del país, el sistema se cae a pedazos por la falta de inversión y políticas de gestión, lo que desnuda a un Estado ausente.

Publicado

el

La pandemia profundizó la crisis o bien la dejó más expuesta, en un sistema exclusivo donde los únicos que están a resguardo son los de más recursos. Su futuro está a resguardo mientras la periferia cae en una profunda deserción.

Un informe oficial presentado por los ministros Ricardo Villada, de Gobierno, Derechos Humanos, Trabajo y Justicia, y Matías Cánepa, de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología ante la comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología da cuentas de la dramática situación que tiene de rehenes a estudiantes, docentes y personal administrativo y no administrativo.

Performance

En lo referido a la performance educativa, Matías Cánepa reconoció que uno de cada dos jóvenes no termina el nivel secundario.

Con un nivel altísimo del 50% de deserción, el Gobierno prevé recién -a casi dos años de gestión- incorporar los datos al sistema de monitoreo con los indicadores de desempeño y evaluar así los casos. Con información digitalizada, recién se verían las posibilidades concretas de llevar “soluciones” a una demanda creciente. Es decir, la Provincia en la actualidad solo tiene información numérica o porcentual de la deserción educativa, sin conocer cualitativamente quiénes son las víctimas del sistema.

Los funcionarios aseguraron que profundizarán programas de asistencia como “Acompañar”, para quienes están cursando sus estudios, y “Egresar” para aquellos que apuestan a terminar el secundario, según consignó DNI SALTA.

Infraestructura y conectividad

Aquí, dos delicados presentes. Salta tiene actualmente 1.100 escuelas, de las cuales unas 300 -al menos- tienen 50 años de antigüedad o más. Los serios problemas edilicios y la falta de inversión para mantenimiento y obra nueva son una constante. Niños, docentes, administrativos y no administrativos, conviven en edificios muy por debajo de las exigencias mínimas para cumplir sus jornadas. 

Con la pandemia, la virtualidad dejó fuera a buena parte del sistema educativo, sin conexión a internet o bien sin siquiera recursos indispensables como celulares o computadoras para tomar clases, como consecuencia de la falta de inversión en los establecimientos y volver a la presencialidad plena.

En ese sentido, Provincia aseguró en el Senado que licitará obras $1.700 millones y entregará 30.000 notebooks a alumnos de escuelas secundarias.

Para garantizar internet, luego de dos ciclos lectivos marcados por la virtualidad. El Estado quiere mejorar el acceso a internet con inversión pública, conectando a la Capital a la red de ARSAT, a través de un acuerdo con ENACOM, y en el interior a través del SALTIC y llegar a localidades alejadas.

Cargos y salarios

Otro de los temas arrojados en la mesa fueron el salario de docentes y la cobertura de cargos para el personal educativo y no administrativo.

Actualmente, la provincia tiene 2.600 cargos que no fueron cubiertos. De ellos, unos 1.270 -es decir casi la mitad-, corresponden a cargos de ordenanzas.

El Gobierno prevé que hasta 2022 cubrirá solo 500 vacantes de las 2.600 actuales. Si se toma ese número como un indicador hasta 2023, el gobierno de Gustavo Sáenz no llegará a cubrir el total, quedando un salgo de 1600 cargos pendientes.

×

Powered by WhatsApp Chat

×