Conecta con nosotros

El Derrape

DESNUTRICIÓN EN SALTA: Diputados DESPIDIERON el año con JUNTADA y a PURA PAELLA

A dos días del fallecimiento de una niña Wichí por desnutrición en la provincia, y en plena pandemia, El Tuti agasajó a sus colegas.

Publicado

el

Lejos de la actual realidad de la provincia de Salta, en donde hace escasas horas una bebé de dos años murió desnutrida, los diputados salteños despidieron el año, paella mediante, en el Salón del Círculo de Legisladores de Salta, situado en Av. Constitución Nacional, al norte de la capital salteña.

En plena pandemia y cuando el COE local aún debate sobre la posibilidad de que el pueblo salteño pueda reunirse en familia para festejar las fiestas de fin de año, los diputados provinciales de Salta pudieron reunirse y disfrutar de una poco popular “paella”. La idea surge de una iniciativa del presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Salta, el saencista Esteban Amat.

Varios asistentes confirmaron el evento, que de por si es inverosímil, ya que quiebra toda noción de empatía: en Salta hay hambre. Hace menos de 48hs se conoció la muerte de una niña Wichí de 2 años producto de un cuadro severo de desnutrición acompañado de deshidratación. Paradójicamente, uno de los primeros en hablar del tema fue el diputado Franco Hernández Berni, en pleno debate en la última sesión. Pareciera que Esteban Amat y compañía no lo habrían escuchado, o lo disimularon, no vaya a ser que haya que suspender la fiesta.

La clase política salteña fue el único sector que no sufrió pérdidas económicas durante este dramático año en la provincia de Salta. A pesar los abultados sueldos, que promedian los 260 mil pesos, los legisladores no vieron sus arcas afectadas en ningún momento, a excepción del descuento realizado por el gobierno provincial durante el mes de octubre a toda la planta política.

Por otro lado, desde que la pandemia inició, los diputados sesionaron de modo remoto, y cuando se les exigió sesionar en modo presencial, la respuesta de Amat fue una rotunda negación. Se escudó en el riesgo que implican las condiciones actuales de coronavirus. Eso no les impidió reunirse a cenar un menú que pocos salteños pueden probar, en la cara del hambre del pueblo. La movida de Amat es una burla.

Los diputados salteños trabajaron bajo la modalidad a distancia durante todo el año ¿por qué deberían despedir el año de modo presencial? Lo que demostró ser una mediocre escribanía, con falta de proyectos positivos para la sociedad y que de algún modo colaboren con la pandemia, los legisladores realizaron un tedioso juego de levanta manos durante el presente período legislativo, así y todo, el presidente de la cámara aseguró que este fue un año difícil para ellos. No hay empatía.

Así fue que despidieron el año aquellos que no perdieron nada. A cara de perro y pura paella. Nunca se vio a la política salteña más alejada del pueblo, son momentos históricos.

×