Conecta con nosotros

Sociedad

Frida Fonseca: “¿Qué vamos a esperar, que haya un muerto más para que se dé la orden de reducir a estas personas armadas?”

Los dijo la secretaria de gobierno de la Municipalidad de Salta, preocupa la inacción de la justicia salteña, que adoptó una posición pasiva.

Publicado

el

Se tenía que perder una vida, sin embargo y a tan solo 6 días del fatídico crimen del parque San Martín, ni el ministerio de seguridad, ni la justicia propiamente dicha, toman cartas en el asunto. Pesa más el miedo al costo político que la seguridad de los salteños quienes ya se manifestaron a favor de terminar con el comercio ilegal en las calles de Salta capital.

La secretaria de gobierno de la Municipalidad de Salta fue contundente en este aspecto. Tras las fallidas negociaciones del día de ayer, que fueron incumplidas por un sector que responde a gestiones anteriores y cuyo fin pareciera ser la siembra del caos y la violencia, Fonseca se manifestó sobre los sectores que, a pesar de tener un rol principal en esta problemática, optaron por mirar hacia otro lado y adoptaron un rol netamente pasivo.

“La verdad muy preocupada por la situación que se vive como consecuencia del desborde de estos sectores informales que realmente han roto el diálogo, no han querido aceptar las pautas puestas por el municipio para la venta ambulante en Salta en este fin de semana del día de la madre, que estaban previstas las dos plazas, la plaza Italia y la plaza Francia a su disposición”, aseguró Fonseca, lamentando la falta de compromiso por parte de un sector de los vendedores ambulantes.

La puja, así, toma ribetes políticos. La solución está, pero hay interesados en que la problemática no sea solucionada: “En este momento hay vendedores que han aceptado y han acompañado la decisión y que hoy están ahí, ejerciendo su trabajo. Pero por el otro lado, hay todo un sector beligerante con un nivel de extrema violencia que incluso, no solamente anoche han ejercido violencia contra nosotros, contra mi persona, contra el secretario de Prevención y Emergencia, Jorge Altamirano y todo el equipo de inspectores”, aseguró la secretaria de gobierno municipal, y aclaró que “También es cierto que hoy la justicia no está haciendo nada, en este momento se está generando en el microcentro salteño una batalla campal de los manteros, los puesteros y los carreros, con presencia de armas (…), hay gente con armas, con cuchillos y con hierros y resulta que la policía está expectante en la espera de que la fiscal le dé la orden, o sea ¿Qué vamos a esperar, que haya un muerto más para que se dé la orden de reducir a estas personas armadas?”.

La inacción por parte de la justicia complica la situación, en este aspecto Fonseca dejó en claro que si no se libra una orden de despeje de las zonas en cuestión el riesgo de que se desate la violencia y se tengan que lamentar heridos o hasta muertes sigue latente: “me parece que esta es una situación inaceptable, acabamos de tener una persona muerta en el parque San Martín hace una semana atrás, porque fue tres veces la policía, y la verdad es que seguramente tampoco estaba la orden del fiscal, yo creo que tiene acá tiene la justicia en su cabeza, la decisión de resolver el problema que hoy tenemos”.

Mirá la cobertura completa de Agenda/Salta:

Todo tiene un orden y una cadena de decisiones, cuando de destrabar conflictos se trata. Lo primero es conversar y buscar una solución pacífica, pero en caso de desatarse situaciones de violencia, o de cumplimiento de las leyes, y en este sentido la ley es muy clara, la decisión ya le corresponde a los ámbitos judiciales, en este punto Frida Fonseca responsabilizó a quienes no asumen responsabilidades y posibilitan el riesgo de que se tengan que lamentar destrozos o hasta vidas: “Yo hago personalmente a la justicia, a la fiscal que está de turno en este momento, si llega a haber un caso violento y un hecho de sangre en este momento en lo que está pasando en el microcentro”.

Fonseca recordó los recientes hechos de violencia provocados por un sector de manteros, en donde trabajadores de prevención y emergencia, e inspectoras resultaron con severas heridas, y apuntó nuevamente a la responsabilidad que le cabe a aquellos que tienen la decisión de finalizar con la tensión y el peligro y no hacen nada. “Tiene que haber una bajada de línea de la fiscalía y de la justicia para que realmente actúe la policía”.

“Nosotros siempre hemos apelado al diálogo, de hecho hemos tenido varias reuniones con todos los sectores que supuestamente nuclean, porque yo ahora me doy cuenta que no nuclean nada, pero también es cierto que dentro de esos dirigentes hay personas que instigan a la violencia”, advirtió una vez más Fonseca, aclarando la situación que desde Agenda/Salta venimos denunciando hace meses, hay sectores politizados que buscan sembrar el caos, y cuyo único fin es sembrar inseguridad y violencia con fines políticos.

“A nosotros, uno de esos dirigentes nos transmitió la idea de que si nosotros no les dábamos las peatonales y no les liberábamos las calles iba a correr sangre, iba a haber cinco muertos, eso es lo que nos terminó diciendo el referente de los carreros”, acusó la secretaria de Gobierno de la Municipalidad de Salta, y preocupó. Preocupó porque la ya manifiesta voluntad de no hacer nada adoptada por la justicia, y en consecuencia por la propia policía, atenta contra la seguridad de toda la ciudad.

¿Hasta cuándo los salteños tendremos que estar presos de las mafias que operan en las calles de la capital? Esa es la pregunta que todos nos hacemos en este preciso momento, la voluntad es política, existe un ministerio de seguridad que debe velar por la todos y cada uno de nosotros, existe un ministerio publico fiscal a cargo de que las faltas a la ley y el cumplimiento de la constitución nacional sea transversal a toda la sociedad, sin embargo, la omisión está expuesta ¿el problema? El costo político. Algunos funcionarios no están comprendiendo que su omisión ya causo la pérdida de una vida ¿Qué esperan? ¿Qué corra más sangre aun? Cuestiones inexplicables, falta de acción y de respeto por los derechos de los ciudadanos (de todos los ciudadanos) y la pasividad de aquellos en quienes confiamos para que nos protejan de aquellos a quienes, paradójicamente, ellos parecieran favorecer. Estamos presos.

×

Powered by WhatsApp Chat

×