Conecta con nosotros

Economía

Frutas y verduras IMPOSIBLES: Subieron hasta 10 veces más que la inflación

El índice de precios fue 40,7% según el Indec. Hay precios muy volátiles en el mercado.

Publicado

el

En la Argentina agrícola, comer frutas y verduras pesa cada vez más en los bolsillos de sus habitantes.

Los precios de las frutas y hortalizas tuvieron en los últimos doce meses incrementos que superaron holgadamente al 40,7% de inflación general registrada en el período, con el caso extremo del 432% de aumento de la naranja.

Además de los aumentos, el sector mostró una marcada volatilidad en casos como el del tomate, cuya suba interanual del 74,6% esconde picos de hasta el 440% entre enero y octubre de 2020.

El relevamiento del Centro de Economía Política Argentina (CEPA) se basó en los precios mayoristas de los principales productos del Mercado Central de Buenos Aires (MCBA), “dada la enorme relevancia de dicho mercado concentrador en la determinación de los precios minoristas para la Región Metropolitana”, indicó la entidad a El Tribuno.

Destacó el caso “paradigmático” del tomate en 2020, con una notoria oscilación de precios, ya que “comienza el año en torno a los $20 por kilo, se incrementa con el paso de las semanas hasta tocar un máximo de $70 por kilo durante la primera semana de junio”.

En el último año los mayores aumentos fueron naranja 432%, limón 243% y batata 210%.

“Luego vuelve a valores de $20 por kilo, manteniéndose estable durante algunas semanas, para luego comenzar nuevamente un proceso de aceleración, pasando por los $60 pesos por kilo en septiembre, para llegar a un máximo de $108 durante octubre”, continuó CEPA.

Asimismo, “durante noviembre, el precio mayorista del tomate redondo se desploma llegando a fines de ese mes a un promedio de $34 por kilo en el mercado mayorista”, en tanto en diciembre “profundiza su baja, llegando a los $12 por kilo en el mercado mayorista durante la última semana del año”.

“Esta dinámica es ilustrativa de parte del mercado de frutas y hortalizas, ya que sufren diversos movimientos de precios vinculados a la estacionalidad de la cosecha y las condiciones climáticas, entre otros eventos circunstanciales posibles”, subrayó CEPA.

En cuanto a la variación mensual de febrero, las principales subas fueron las de los precios del tomate (74,6%), la mandarina (62,9%), la naranja (24,4%), y la lechuga (20,9%).

Por otra parte, también fueron notorias la caída del zapallo (27,2%), el limón (26,3%), la batata (15,8%), la banana (14%) y la papa (13%).

La comparación interanual mostró subas ostensiblemente superiores a la inflación general, que fue del 40,7% según el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Los principales incrementos se dieron en la naranja (432%), el limón (243%), la batata (210%), la cebolla (204%), la manzana (106%), el zapallo (95%) y la pera (76%). En el caso del tomate redondo, la lechuga y la banana los incrementos fueron sustancialmente menores (49, 48 y 41% respectivamente), aunque por encima de la inflación del período.

Como notas destacadas están la baja interanual del precio promedio de la zanahoria (30%), y el caso de la papa que, si bien tuvo un incremento del 33%, resulta por debajo de la inflación del período.

×