Conecta con nosotros

Política

Fernández GOLPEADO tras el fallo de la Corte: “Me apena ver la decrepitud del Derecho convertido en sentencia”

El Presidente lanzó duras críticas contra el máximo tribunal, luego de la resolución que avaló las clases presenciales en la Ciudad. “Voy a seguir cuidando la salud de los argentinos”, aseguró.

Publicado

el

Luego de que la Corte Suprema de Justicia respaldó las clases presenciales en Capital Federal, Alberto Fernández lanzó duras críticas hacia el máximo tribunal. “Me apena ver la decrepitud del Derecho convertido en sentencia”, aseguró. El mandatario habló en un acto en Ezeiza, en donde se anunció la entrega de 633.000 netbooks a estudiantes de escuelas secundarias de todo el país para darles acceso a la conectividad.

“La pandemia no nos da respiro, y voy a seguir cuidando la salud de los argentinos y argentinas por más que escriban muchas hojas en sentencias”, dijo el Presidente en el inicio de su presentación.

Y continuó: “Reivindico el estado de derecho y respeto las sentencias judiciales, no saben lo que me apena ver la decrepitud del Derecho convertido en sentencias, pero bueno, también deberemos luchar contra eso”.

“Nada de lo que hacemos, lo hacemos para complicarle la vida a nadie. Lo hacemos para preservar la salud y la vida de nuestra gente y contra eso, dicten las sentencias que quieran, vamos a hacer lo que debemos”, manifestó el Presidente.

En un fallo de alto impacto político y social la Corte Suprema de Justicia respaldó las clases presenciales en Capital Federal. La medida fue a partir del amparo presentado por el gobierno porteño en contra del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que suspendió la actividad presencial en el área metropolitana por la segunda ola de contagios de coronavirus.

El máximo tribunal determinó que “se hace lugar a la demanda respecto del planteo referido a que en el caso concreto se violó la autonomía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

La decisión salió por unanimidad con los votos de Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, que respaldaron la autonomía de la Ciudad. Elena Highton se abstuvo de votar al considerar que la presentación de la Ciudad de Buenos Aires no era competencia de la Corte. El planteo generó una gran discordia entre Nación y la administración de Horacio Rodríguez Larreta, que no acató la restricción en las escuelas.

Entre los argumentos de la resolución los jueces manifestaron que “corresponde a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires —al igual que a las provincias— la atribución para decidir sobre los modos de promover y asegurar la educación de sus habitantes”. Mencionaron que la Convención Constituyente de 1994 “introdujo a la educación entre las atribuciones de la policía del bienestar de las provincias, y expresamente incorporó como sujeto activo —y en igualdad de condiciones que las provincias— a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

“En la Provincia se cerraron escuelas, ahora se suspende la educación. Es difícil sostener un debate con quienes atacaron a las maestras, a los maestros”, lanzó Kicillof, que habló instantes antes de que Alberto Fernández tome el micrófono.

“Estamos junto con la comunidad educativa, trabajando entre todos y todas para garantizar el derecho a la educación y cuidar la salud, no hay discusiones que nos impidan tener la claridad de los desafíos que tenemos por delante”, señaló Trotta frente a los presentes.

Alberto Fernández, en una conferencia junto a Nicolás Trotta (Foto: NA – Esteban Collazo).

Respecto a la entrega de computadoras, la prioridad la tendrán los establecimientos con alumnos que han tenido baja o nula continuidad pedagógica en 2020, y la distribución comenzará en aquellas provincias de menor nivel socioeconómico, y con mayor porcentaje de estudiantes desvinculados.

La iniciativa, que fue presentada junto al ministro de Educación, Nicolás Trotta, incluirá también formación docente y una plataforma federal educativa que permitirá la creación de aulas virtuales.

El plan se iniciará con una primera entrega de 80 mil equipos en julio y continuará con nuevas entregas cada 30 días. La fabricación de las netbooks generará 2000 puestos de trabajo y se llevará a cabo en plantas ubicadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Rosario y las provincias de Tierra del Fuego y de Buenos Aires.

×