Conecta con nosotros

Política

GRAND BOURG: Trabajadores PRECARIZADOS cortan la ROTONDA de la Casa de Gobierno

En una protesta que parece no tener ni acuerdo ni final, los trabajadores en lucha realizan cortes intermitentes de calles.

Publicado

el

Con la mira puesta en la ministra Verónica Figueroa y el Coordinador de la gobernación, Nicolás Demitrópulos, empleados del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, que están destinados a los CPI (Centros de Primera Infancia), CIT (Centros de Inclusión Transitoria), PH (Pequeños Hogares), Hogar Cuna,etc… continúan las medidas de fuerza en las afueras de la Casa de Gobierno de la Provincia de Salta.

Con cortes intermitentes en la rotonda de acceso, y ante una importante presencia policial a modo de advertencia, quienes fueron severamente perjudicados por la gestión de Gustavo Sáenz que, mediante la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, dio aviso a los perjudicados de que sería precarizados mediante la modalidad de contrataciones de servicio con facturación mediante monotributo, y sin acceso a vacaciones, como tampoco aguinaldo. Cabe recalcar que algunos de los perjudicados perciben actualmente un sueldo de 14 mil pesos.

La supuesta mejora ofrecida por el Coordinador de la Gobernación, y mano derecha de Sáenz, Nicolás Demitrópulos, había ofrecido con anterioridad una mejora que ascendía a los 28 mil pesos. Pero sin el derecho al cobro de vacaciones ni aguinaldo, lo que representa un literal abuso de poder.

Otro detalle significativo de la propuesta elevada por el Gobierno de Salta a los perjudicados, es la pérdida de todos los años de antigüedad al momento de aceptar dicho trato. Algunos de los trabajadores cuentan con diez u doce años de antigüedad.

La propuesta es una real estafa que camina al filo del robo, si se tiene en cuenta que la pérdida del derecho al aguinaldo y las vacaciones pagas, sumado al coste que representa la erogación de impuestos (monto de monotributo, rentas y honorarios de contadores), dejan a los trabajadores en una condición económica real muy inferior a la de años anteriores, una directa precarización del personal afectado a trabajar con los sectores mas vulnerables de la sociedad, inclusive en condiciones de pandemia.

De momento, ninguna autoridad se comprometió a recibir a los marchantes, por lo que ya confirmaron que las protestas se endurecerán progresivamente hasta que haya una respuesta. La decisión de la totalidad de los mas de 500 trabajadores es no aceptar las condiciones que propone Gustavo Sáenz por tratarse de un plan de empobrecimiento y abuso por parte del estado, hacia quienes se desempeñan en el Ministerio de Desarrollo Social, con la posibilidad muy cierta de que este sistema se expanda a otros ministerios y dependencias. Un plan de empobrecimiento verdaderamente macabro.

×