Conecta con nosotros

Tecnología

HOY se lanza el SATÉLITE ARGENTINO desde Cabo Cañaveral

El Saocom 1B será finalmente puesto en órbita hoy, tras la postergación de julio.

Publicado

el

Hoy, minutos después de las 20, se concretará desde Cabo Cañaveral, Estado de Florida, el lanzamiento del Satélite Argentino de Observación con Microondas (Saocom) 1B, informaron ayer el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

El texto del comunicado oficial explica que “tras realizar un nuevo análisis de factibilidad sobre las condiciones de oportunidad de lanzamiento del satélite argentino, éste fue autorizado por la Fuerza Aérea de EEUU, responsable de la base de Cabo Cañaveral”.

En octubre de 2018 fue lanzado el Saocom 1A que, con el 1B, tendrán, entre sus objetivos, medir -en cualquier condición meteorológica y hora del día- la humedad del suelo y aplicaciones en emergencias como la detección de derrame de hidrocarburos en el mar y seguimiento de la cobertura de agua durante inundaciones.

El satélite será lanzado por un cohete Falcon 9 de la empresa SpaceX tras haber superado todos los ensayos ambientales, aunque hubo que reprogramar el lanzamiento dos veces.

La puesta en órbita estaba prevista en un principio para marzo pero se pospuso por la pandemia de coronavirus para finales de julio cuando la Conae informó que por decisión de la Fuerza Aérea de EEUU la reprogramó para fines de agosto.

La misión en EEUU está integrada por el director ejecutivo y técnico de la Conae, Raúl Kulichevsky, y cinco profesionales del organismo, el representante del Invap, Guillermo Benito, y 11 profesionales de dicha empresa.

En total participarán 70 profesionales de estas instituciones, además de la empresa de capitales mixtos VENG y el Grupo de Ensayos Mecánicos Aplicados (GEMA) de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), que fue creado hace 25 años.

El Saocom 1B, que comenzó a ensamblarse en 2015, superó todos los ensayos ambientales, que consisten en simular las condiciones que sufrirá en la etapa de despegue dentro del vehículo lanzador a través de pruebas de vibración, termovacío y de compatibilidad electromagnética.

Fuente El Tribuno

×