Conecta con nosotros

Política

[La Columna de Angry] REYES MOVIÉNDOSE EN AVIÓN PRIVADO: ¿Que se espera del TRIUNVIRATO?

Aunque el paradero de los tres reyes salteños no está del todo claro, el 2021 comenzó más rápido de lo que esperaban.

Publicado

el

Por @angrytwittok

Esta historia comienza con un mundo entero intentando dejar atrás al peor año de la historia. En Salta, mientras esperaban la noche de reyes, trascendió que el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, estaría de vacaciones, como también sus dos aleros, Nicolás Demitrópulos y Pablo Outes, los miembros del triunvirato que hoy maneja la provincia.

Siguiendo la costumbre de nuestro pueblo, busqué que les hagan cartitas destinadas a los reyes en Twitter, que tranquilamente se pueden considerar “magos” por su habilidad para “desaparecer”. Las “cartitas” no tardaron en llegar, lamentamos que las respuestas de este triunvirato no sean nunca las que uno espera.

A veces la gente pide demasiado…

Los pedidos no eran precisamente mirra e incienso, más bien apuntaron a evitar el saqueo en la provincia… Otro era una ruta para Los Toldos, un ministro de Educación y el más particular: ¡Que empiecen de nuevo! Este incluía otro pedido aún más particular, que no manipulen al periodismo, y aquí ya la cosa se pone cuesta arriba: ¡Que gobiernen en serio!

El HashTag #GobiernoBananero los pinta en su esencia, medidas arrebatadas y apresuradas, ocurrencias que de nada sirven, filtraciones para tantear a la gente. Hemos visto tanto bajo el mando del triunvirato que ha llegado el pedido también de “parar con las ridiculeces” y todavía no se hizo mención de la salida en helicóptero “para cuidarnos”. Lamentamos que esto no sea para reyes y requiera de la intervención de un milagro.

Los pedidos, obviamente, no tuvieron respuesta, y la exagerada molestia de tener que leer cuan impresentable es la gestión les duele. Todavía los ves queriendo tapar el sol con un dedo o una boca con billetes, lo bueno es que no todos se prenden.

Sáenz no volvió a aparecer desde aquella posible salida de vacaciones. Dejando de lado las fotos de Instagram, el vértice superior de este triunvirato tampoco tomó decisiones. Por el contrario… dejó en manos del ministro Esteban y algún que otro farabute, la decisión final sobre las medidas de “restricción a la nocturnidad”. Nadie quiso hacerse cargo del costo político que tendría ir por detrás de la orden del Gobierno Nacional, pero para pactos fiscales y negociaciones, ahí sí que no les tiembla el pulso.

En tanto, los coordinadores encargados por un lado del ala política, en el caso de Pablo Outes y de “la lapicera” como Nicolás Demitrópulos, tampoco han sido la “que figura” en este tiempo. En el caso de Outes, tiene por delante el desafío del copamiento del PJ; para el Mono quedan muchas bananas.

Con el triunvirato en el timón.

Continuar leyendo
Publicidad
Haz click para comentar

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×