Conecta con nosotros

Política

Mauricio Macri: “Los argentinos se dieron cuenta de que les prometieron llenar la heladera y que ahora van a perderla”

El ex presidente vaticinó “una crisis peor que la de 2001″ y afirmó que Cristina Kirchner quiere “hacer colapsar el sistema de garantías en la Argentina”

Publicado

el

Mauricio Macri pronosticó “una crisis peor que la de 2001″, aunque se mostró esperanzado porque “los argentinos están movilizados” y “se dieron cuenta de que les prometieron llenar la heladera y ahora van a perderla”, por lo cual consideró que la administración de Alberto Fernández “será el último gobierno populista de la historia” en la Argentina.

Al hablar en el XIII Foro Atlántico de la Fundación Internacional para la Libertad, que preside el escritor Mario Vargas Llosa, que se desarrolló de manera virtual, el ex mandatario cuestionó “el poder central de la vicepresidenta (Cristina Kirchner)” durante la cuarentena porque tiene “una agenda que vive el día entero viendo cómo demuele el sistema institucional”, que sufre “el ataque diario desde una mayoría en el Senado y ahora con el procurador, que apunta a cambiar las mayorías para poner un fiscal militante y hacer colapsar el sistema de garantías en la Argentina”.

El ex jefe del Estado también criticó a los gobiernos que hicieron “un mal manejo de la pandemia” al generar “una incapacidad de contener la pandemia” y caer en actos de “autoritarismo”, en lugar de “empoderar al ciudadano” para tomar las prevenciones necesarias y consideró que “la Argentina fue uno de los peores experimentos porque ha tenido la cuarentena más larga y figura entre los primeros países no sólo en contagios sino en muertes por millón de habitantes”.

Luego de la presentación y de preguntas efectuadas por el periodista Alvaro Vargas Llosa, el hijo del escritor, y el titular de la Fundación Libertad, Gerardo Bongiovanni, Macri dijo que la pandemia ha ocasionado “decisiones extremas de gobiernos que actúan bajo la emergencia para prohibir la circulación” y puso como ejemplo a la Argentina: “Seguimos teniendo severos problemas de circulación, hubo provincias y ciudades cerradas al ingreso de otros habitantes, padres que no se pudieron reunir con familiares antes de su muerte, abusos de autoridad por parte de policías provinciales y, en ese contexto, el Congreso no funcionó o lo hizo en forma virtual, la Justicia no funciona y entonces lo único que funciona es el Poder Ejecutivo, en un proceso muy traumático”.

“Estamos en estado de alerta y alarma -agregó-. Los argentinos están entendiendo la gravedad de lo que está sucediendo, tal como sucedió con dos jueces de la Cámara Federal o la persecución de la propiedad privada con tomas de campos y de viviendas, algo afecta siempre al más humilde”.

Para el fundador del PRO, esas situaciones “tienen un reflejo muy malo en la economía porque al desastre de la cuarentena eterna y lo que ha significado para la economía, este nivel de discusiones, de falta de garantías y de falta de funcionamiento institucional han hecho que la inversión en la Argentina se derrumbe a niveles inéditos en nuestra historia”. “Hoy no se invierte siquiera en amortización de capital y eso significa estancamiento y pobreza”, dijo.

×