Conecta con nosotros

Cultura

Peligrosa y Bella: Una mujer encuentra en su jardín un maravilloso ejemplar de mantis floral

Este camuflaje lo usan para evitar a los enemigos pero también para hacer que los insectos se les acerquen, engañados por su apariencia floral

Publicado

el

Es impresionante la cantidad de secretos y curiosidades que guarda la naturaleza; como nos harían falta mil vidas para descubrirlos todos, solo podemos esperar a que las leyes del espacio/tiempo nos revelen algunos.

Solo estando en el lugar adecuado y en el momento justo, podemos ser testigos de las maravillas que la naturaleza posee, y es así como Margaret Neville tuvo un día la suerte de contemplar este asombroso ejemplar de mantis floral.

Aunque hay mucha gente a la que la mantis común le produce repelús, lo que la mayoría no sabemos es que existen muchas especies de mantis en todo el mundo.

Un ejemplo de ello es la conocida como la mantis religiosa orquídea, que es un tipo de mantis de las conocidas como florales. Las hembras son más grandes y de color brillante, con patas que imitan a los pétalos de orquídeas.

Este camuflaje lo usan para evitar a los enemigos pero también para hacer que los insectos se les acerquen, engañados por su apariencia floral. Los machos no han evolucionado en este tipo de camuflaje, son más pequeños y con colores apagados.

Si bien la apariencia de las hembras es una trampa colorida, los machos deben cazar en lugar de esperar. Los investigadores evolucionistas creen que esta divergencia en las estrategias de caza de género y su efecto sobre la evolución es singular entre los artrópodos (arañas e insectos).

En un día de septiembre en Sudáfrica, Margaret Neville hizo un descubrimiento fascinante en su jardín trasero. Descansando entre sus arbustos de lavanda había una mantis floral, una hembra con un gran patrón de remolino en la espalda y protuberancias que parecen capullos de flores a lo largo de sus piernas.

Asombrada por la belleza del insecto, Neville nombró a la mantis “Miss Frilly Pants” en homenaje a sus “pantalones” morados y con volantes.

‘La naturaleza está ahí para que todos la compartamos’, asegura Neville y nosotros añadimos que además está para vivirla, descubrirla, cuidarla y amarla.

Continuar leyendo
Publicidad
Haz click para comentar

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Powered by WhatsApp Chat

×