Conecta con nosotros

Deportes

River CAYÓ goleado ante Palmeiras y debe buscar el milagro en Brasil

El Millonario vivió una pesadilla en la semifinal de ida de la Copa Libertadores: cayó 3 a 0 y deberá ir en busca de un milagro en la revancha en Brasil. Fue expulsado Carrascal.

Publicado

el

River tuvo una noche nefasta en Avellaneda. De esas que dejan cicatrices. Palmeiras lo goleó 3-0 en la cancha de Independiente y lo dejó al borde de la eliminación de la Copa Libertadores. La serie se cerrará el martes que viene en San Pablo, donde el equipo de Marcelo Gallardo tendrá que hacer algo mucho más grande que una hazaña para poder llegar al Maracaná, estadio en el que se jugará la final.

¿Habrá sentido River el desgaste de poner casi todo en la Bombonera para enfrentar a Boca por la copa local? Es muy probable. Porque el equipo no tuvo la frescura de otras noches. Se lo notó cansado y con escasa reacción para sobreponerse a las adversidades que se le presentaron en el partido. Hasta Gallardo estuvo falto de ritmo para hacer alguna modificación que pudiera torcer el rumbo.

Los errores defensivos fueron una continuidad de lo que se había visto en la Bombonera. Pero la diferencia es que en la Copa Libertadores esas fallas se pagan muy caras. Sin seguridad defensiva, se hace muy difícil llegar a alzar el trofeo más importante del continente. Y River la perdió hace rato. Desde la salida de Lucas Martínez Quarta, al menos. El Muñeco no pudo encontrarle la vuelta. Ni con la línea de cinco ni con Bruno Zuculini como rueda de auxilio en alguno partidos. Entonces apostó por la vocación ofensiva del equipo. Y anoche River quedó muy expuesto atrás.

Para colmo, River no tuvo efectividad en el área rival. Pagó muy caro la ineficacia propia. Falló las chances que tuvo al principio cuando salió a imponer condiciones como lo hace habitualmente. En apenas cinco minutos, el equipo argentino había puesto contra las cuerdas al brasileño. Una media vuelta de zuda de Borré se fue por arriba y Carrascal se perdió abajo del arco el gol.

Tardó en acomodarse Palmeiras en la cancha. Pero, cuando lo hizo, incomodó a River. Con un esquema similar al de Gallardo pero con una estrategia diferente, pensada por el técnico portugués en tratar de obstaculizar el circuito Millonario. Y con el desarrollo del partido lo fue logrando agrupando todas las líneas bien juntas y haciendo un gran esfuerzo por no darle espacios y tapar a los receptores de pase.

La otra parte de Palmeiras fue hacerse fuerte en el medio, con el gran trabajo de Patrick de Paula y de Danilo, y tratar de salir rápido para atacar directamente a los centrales (a Rojas y a Pinola se les complicó más de una jugada). También, aprovechar algún error de River. Y el plan le salió a la perfección finalmente.

×