Conecta con nosotros

Política

Suena MANGIONE como REEMPLAZO del MINISTRO ESTEBAN

Tras los escándalos con las vacunas VIP, la cabeza se cortaría por lo más fino y rodaría la del médico que se hizo cargo durante la pandemia.

Publicado

el

El escándalo de las vacunas VIP que sacudió al Gobierno de Salta ya tendría una nueva víctima. El primero fue el gerente del Hospital de Tartagal, Juan Ramón López, tras conocerse que en el nosocomio habían vacunado a piqueteros y periodistas. El segundo, y quien tendría las horas contadas, sería Juan José Esteban, actual ministro de Salud.

Esteban llegó al Gobierno tras la pésima gestión de Josefina Medrano. Agarró una papa caliente, e hizo lo mejor posible. Durante su primer período se empezaron a transparentar datos que venían siendo manipulados con total impunidad. Se contabilizaban más contagios, más fallecidos, y el estado real del sistema sanitario. Él solicitó la vuelta a la temida “Fase 1” y Salta volvió al aislamiento. Hasta diciembre, fue el héroe de la pandemia. Pero todo cambiaría en el 2021.

Con el nuevo año, a Esteban se le vinieron distintos problemas encima. A la falta de obediencia de los salteños ante la recomendación de cuidarse para las fiestas de fin de año, se sumaron numerosas concentraciones en paseos gastronómicos y carpas del interior. A pesar de ello, fue reconocido como “personalidad destacada” por una empresa organizadora de eventos y, cuando fue a recibir el premio, se sorprendió con la cantidad de gente que estaba amontonada en La Panadería del Chuña, en la Balcarce.

Fiel a su estilo, Esteban se hizo cargo de todo. No negó nada. Tal vez ese fue su error, no ser un poco más político. No tuvo la cintura o la caradurez para mentirle a los salteños y salir bien parado como muchos de sus colegas. Lo mismo pasó con el nombramiento de su hija. Aclaró que fue un acuerdo con el Gobernador previo a asumir, y la sociedad lo crucificó. Lo mismo con la pandemia. Pero no solamente la sociedad, aquellos que no lo querían a Esteban en sus filas, ya estarían buscando a un reemplazo.

En esta instancia aparece Federico Mangione, gerente del Hospital Público Materno Infantil. Otro médico que, al igual que Esteban en su período al frente del Señor del Milagro, supo tratar de llevar la pandemia de la mejor manera posible. Hoy, la preocupación del Gobierno no es hacerse cargo del error con los vacunados VIP, sino buscar responsables. Y el primero de ellos, al parecer, va a ser el mejor ministro que tuvo en estos 15 meses un desorientado e improvisado Gustavo Sáenz.

Continuar leyendo
Publicidad
1 comentario

1 comentario

  1. Lucifer

    18 marzo 2021 a 12:54 am

    Mangione es un boludo, pongan a alguien que sepa de salud pública, si no hay nadie aqui que venga de otro lado. No pongan gente que solo sabe de manejar un hospital y no muy brillantemente por cierto.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×