Conecta con nosotros

Sociedad

TEMOR por posibles DESPIDOS MASIVOS en Gobierno a FIN DE AÑO

Fuentes de Casa de Gobierno aseguraron que habrá un “recorte” hacia el 2021 y quienes se verían perjudicados son los empleados que no están en planta permanente. Aseguran que los pasarían a AP para mantener los puestos laborales, aunque con serias retenciones.

Publicado

el

Llega fin de año y comienza a vivirse en el ámbito publico la desesperación de los empleados precarizados o sin estabilidad laboral dentro del Estado provincial, aunque las municipalidades no son ajenas a esto.

En el Gobierno de Salta esta situación no es nueva; es más, muchos ya la vivieron con el cambio de gestión. Persecuciones, malos tratos y una “cacería de brujas” que incluyó la investigación de las redes sociales de los empleados para saber a qué candidato apoyaron en las elecciones fueron algunas de las tristes postales que se vivieron en Grand Bourg a menos de un mes de asumido Sáenz.

Hoy la situación es distinta. No hay un cambio de gestión. Pero se vienen las elecciones y dicen los conocedores que las arcas están vacías y muchos culpan a la pandemia por ello.

Esto, lejos de que tendría que ser ajeno a la situación laboral de los empleados, aseguran que será el punto fuerte de recaudación de cara a las legislativas del año que viene.

Fuentes cercanas a Casa de Gobierno, que prefirieron resguardar su identidad ante las posibles represalias, aseguraron que está en mente de Gustavo Sáenz o compañía, el dar de baja los contratos de trabajadores estatales.

Este “recorte”, sería dibujado tras una figura muy apelada en los últimos años por los distintos ejecutivos provinciales y municipales: El Agrupamiento Político. Un contrato peligrosamente precario que se renueva de forma anual, no está regulado en materia salarial, y puede y suele tener retenciones derivadas a los partidos políticos.

Para pasar en limpio, la estrategia que estarían planeando desde el Gobierno es cambiar el tipo de contrato de los trabajadores para que estos puedan aportar a los partidos políticos que, sin las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), volverán a estar en manos de quienes más recursos manejen.

Lo peligroso es que, al ser tan precarizados, los contratados bajo la figura AP pueden ser cesanteados en cualquier momento sin justificación obligatoria. Es decir, si ya gozaban de una nula estabilidad laboral, con este posible nuevo contrato los trabajadores estarán a merced del humor de ministros, secretarios, directores, o todo aquel que con una cuota de poder pueda decidir sobre el ingreso económico de miles de salteños.

×