Conecta con nosotros

Sociedad

VACUNADOS VIP en SALTA: Pablo OUTES, ANTONIO HUCENA y MARIA SUAZO RUIZ, los primeros en SALTAR

El escándalo estalló en el gobierno nacional la semana pasada y no era de extrañar que en Salta tengamos nuestra versión local.

Publicado

el

El Coordinador de Enlace y mano derecha de Gustavo Sáenz, Pablo Outes, el Secretario de Relaciones Institucionales, Antonio Hucena y María Florencia Suazo Ruiz, Subsecretaria de Articulación y Fortalecimiento de la provincia de Salta son los primeros nombres que se filtraron. Fueron vacunado como personal de salud, pero ninguno de ellos supera los 70 años.

Según lo detallo el portal de noticias BuufoSalta, hay al menos tres funcionarios de la órbita del Ejecutivo Provincial que se aplicaron de las primeras vacunas Sputnik V que llegaron a la provincia desde el Ministerio de Salud de la Nación, incluso habiendo ya recibido la segunda dosis de la misma.

Antonio Hucena, de 50 años de edad, María Florencia Suazo Ruiz, que acusa 38 años y Pablo Outes, de 53 años, se habrían vacunado contra la Covid-19 como personal de salud en el primer mes del año. Ni el Secretario de Relaciones Institucionales, ni la Subsecretaria de Articulación y Fortalecimiento ni el Coordinador de Enlace de la Provincia, respectivamente, superan los 70 años, franja etaria que sí está recibiendo la vacuna. Y a juzgar por las funciones de sus cargos, tampoco cumplirían tareas en hospitales, laboratorios o geriátricos.

Las dosis contra el coronavirus a los funcionarios se han aplicado en el Hospital Señor Del Milagro, que está a cargo del Dr. Julio Garzón. Así lo sugiere la información que se filtró el día de hoy.

En todos los casos, se aplicaron el primer componente el 14 de enero y el segundo de ellos -para completar el esquema- el 8 de febrero. Suazo Ruiz y Hucena cumplen funciones bajo la Secretaría de la Gobernación, la estructura que comanda Matías Posadas, mientras que Outes es uno de los integrantes de la mesa chica del gobernador Gustavo Sáenz.

Cabe recordar que la primera tanda de vacunas contra el coronavirus que llegó a la provincia estaba destinada exclusivamente al personal sanitario. El enfermero y coordinador del Centro de Convenciones, Matías Guaymás, fue el primero en recibir la Sputnik V, el 29 de diciembre de 2020.

El segundo grupo en el orden de prioridades fueron los adultos mayores de 70 años, considerados grupo en riesgo por la enfermedad que produce el virus Sars-CoV-2. Y luego le siguieron las y los docentes, sector que también tuvo grupos internos en orden de prioridad.

Por otro lado, huelga decir que la Justicia Federal ha solicitado al Ministerio de Salud de la Provincia el listado de personas vacunadas contra el coronavirus para analizar hipotéticas irregularidades en la distribución. El fiscal federal a cargo del Área de Casos Complejos, Ricardo Toranzos, está a cargo de la investigación.

Asimismo el Procurador de Salta, Abel Cornejo, ordenó un sumario interno por la supuesta aplicación irregular de 50 vacunas Sputnik V a personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), que funciona bajo su órbita.

Si bien la cartera sanitaria respaldó la vacunación a médicos, enfermeros, evisceradores, radiólogos, anatomopatólogo, personal técnico, forenses del CIF por ser «trabajadores prioritarios de alto riesgo por las tarea que realizan», la fiscal Ana Ines Salinas Odorisio imputó al jefe del Departamento Técnico Científico, Pedro Villagrán, por la presunta comisión de los delitos de «abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público, en concurso ideal y en carácter de autor».

El hecho de si es judicializable la vacunación contra el coronavirus por parte de personas que no integrarían los grupos prioritarios o bien no tendrían fundamentos suficientes para justificarlo, genera controversia. El impacto social y político es indiscutible, pero hay quienes sostienen que no existe delito para aplicar la ley en casos como los que se habla. No obstante ello, también están los que creen que podría haber comisión de algún acto ilegal.

Por ejemplo, el presidente Alberto Fernández dijo que «no hay delito por adelantarse en la fila» de la vacunación, mientras que el fiscal federal Ricardo Toranzos considera que puede haber una posible comisión de delitos, «hecho que, de ser confirmado, habría causado un perjuicio al Estado nacional», se explica en un comunicado de la fiscalía citado por El Tribuno.

“Si se vacunó gente que no correspondía, deberán asumir las responsabilidades”, afirmó días atrás el gobernador Gustavo Sáenz. Resta conocer la interpretación que le otorga al caso que nos ocupa. Antes, al aplicar la primera vacuna, el 29 de diciembre, Sáenz dijo: “Nosotros tenemos, más o menos, contabilizados unas 400 mil personas que tienen que ser vacunadas sí o sí”.

Hasta las 18:55 de este martes 9 de marzo, en Salta se aplicaron 54.421 dosis sobre un total de 88.000 que llegaron a la Provincia. De las personas vacunas hasta ahora, 45.064 recibieron la primera dosis y 9.357 ambas, según el Monitor Público de Vacunación creado por el Gobierno Nacional.

De momento, se desconoce si las vacunaciones son de carácter oficial y con ello los fundamentos que se pudieren esgrimir, y hasta el cierre de esta nota no hubo declaraciones al respecto.

Continuar leyendo
Publicidad
1 comentario

1 comentario

  1. Carmen Armata

    20 marzo 2021 a 3:27 pm

    Que indignante!!! Y a aquellas personas con trayectoria intelectual que son representativas de nuestra Provincia a nivel País e internacional, no se vacunaron y pasan por la enfermedad y algunos peleando para superar la enfermedad, mientras q de estas otras personas que sólo son simples políticos mediáticos están vacunados!!!

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×